Why You Should Learn a New Language

English is fast becoming the world’s universal language, and instant translation technology is improving every year. So why bother learning a foreign language? Linguist and Columbia professor John McWhorter shares four alluring benefits of learning an unfamiliar tongue.

Advertisements

¿Cómo mantener el Lenguaje Secundario?

En la actualidad nuestras vidas permanecen agitadas por gran cantidad de deberes y poco tiempo disponible. Entre el trabajo, los estudios y los quehaceres del hogar, se nos hace difícil encontrar espacio en nuestro calendario, especialmente para aprendizaje adicional.

Un área de la cual escucho inquietudes con frecuencia es la de hablantes de inglés como segunda lengua, quienes temen perder sus habilidades por el hecho de no darle uso continuo. Me preguntan cómo lograr seguir estudiando inglés si hay otras prioridades en sus vidas.

La verdad es que dominar una segunda lengua es un proceso complejo al cual hay que dedicar tiempo y esfuerzo para su adquisición y posterior mantenimiento, máxime, si la persona vive en un país donde la lengua oficial no es el inglés.

Afortunadamente, esta tarea se ha hecho más fácil en la medida que el idioma inglés ha tomado preponderancia, además del desarrollo de tecnologías para su uso. Adicionalmente, involucrarse en actividades que garanticen que el Lenguaje-2 se mantenga actualizado y listo para su uso cuando sea necesario.

A continuación, presento algunas buenas prácticas y medidas que pueden ayudar a mantener el lenguaje secundario en óptimas condiciones:

  1. Rodearse de exposición a todas las habilidades lingüísticas: programación de TV en inglés, listas de reproducción de canciones en inglés, podcasts de programas de radio en inglés, revistas, libros y periódicos. Finalmente, escribir un diario personal, un blog, la agenda, las notas de post-it, composiciones formales, etc. en idioma inglés.
  2. Utilizar un diccionario en el celular, tablet o laptop: Existen varias apps que pueden ayudar para estos fines. Merriam-Webster tiene algunas que son estupendas y que trabajan sin internet, hay otras que son igualmente adecuadas.
  3. Pagar una tutoría: Mantener un programa de clases individualizado puede servir a los fines de adaptación al horario personal y las facilidades de poder recibirlo en el hogar u oficina.
  4. Revisar los libros: Echar un vistazo a los libros de texto y de trabajo de niveles anteriores puede refrescar el conocimiento y aclarar dudas que hayan podido surgir. Tambien el uso de libros nuevos que esten el mercado es buena idea si se sigue un plan de clases que uno mismo puede diseñar.
  5. Hablar, hablar: Si se pudiera encontrar un circulo de amigos en el trabajo o vida personal que incluya personas que hablen la lengua, sería estupendo para mantener el idioma vivo. Viajar o visitar lugares donde podamos interactuar con hablantes es otra opción factible.